Categorías
Locales

«Sientamos» el orgullo…

Inicia la era de Gallardo entre contradicciones al asegurar que dejará atrás la herencia maldita de corrupción, pero anuncia su gabinete con personajes acusados por actos deshonestos

Más tarde destroza el lenguaje y pasa del «ponido» al «sientamos»

Contradiciéndose desde el inicio de su mandato al asegurar que dejará atrás «la herencia maldita» de corrupción, para enseguida nombrar su gabinete con personajes señalados por actos deshonestos, Ricardo Gallardo Cardona rindió protesta formal como el nuevo Gobernador potosino. Enseguida hizo oficial su equipo de trabajo con figuras acusadas por inmoralidades. Poco más tarde y fiel a su estilo de destrozar el lenguaje llamó a qué «sientamos” el orgullo de ser potosinos, esto durante el arranque de la remodelación del Parque Tangamanga.

Al puro estilo gallardista, con fiesta y hasta artistas como Itati Cantoral y Julión Álvarez entre los invitados, se llevó a cabo el evento de aquel a quien le gustan que lo llamen el «Pollo», en una Plaza de los Fundadores llena de seguidores que lanzaron arengas a su redentor, dio inicio el sexenio del «nuevo Potosí donde habrá abundancia para todos».

Durante su discurso, Gallardo agradeció a su líder moral Jorge Emilio Fernández Martínez, apodado el «Niño Verde», uno de los fundadores del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), instituto político considerado como uno de los más corruptos del país y que comúnmente hace alianzas con el mejor postor.

También, el Gobernador mencionó a su padre Ricardo Gallardo Juárez a quien «le debo lo que soy y gracias a él estoy aquí», olvidando mencionar las acusaciones penales que lo persiguen por haber desviado más de 1 mil 500 millones de pesos cuando fue Presidente Municipal capitalino hace tres años.

Asumiéndose como el paladín de la justicia, Gallardo aseveró que los anteriores gobiernos le dejaron una herencia maldita de corrupción y saqueo y ejemplificó que en la Secretaría de Salud desviaron 1 mil 700 millones de pesos, además de que encontraron 40 toneladas de medicinas caducas; «se enriquecían mientras el pueblo lloraba lágrimas de sangre por no tener ni siquiera para comer».

Habló de que existe una deuda de más de 20 mil millones que le deja la administración de Juan Manuel Carreras López y prometió que estará dando a conocer más anomalías que se han encontrado al abrirse la “caja de pandora” y detalló que, de más de 4 mil policías, 3 mil fueron sindicalizados y enviados a hacer labores administrativas y otros 700 estaban asignados de guaruras de empresarios, políticos y funcionarios, por lo cual sólo unos mil estaban en la calle para la seguridad de los potosinos.

Prometió por ello trabajar para que sean más de 4 mil agentes los que salgan a las calles a velar por la seguridad pública, aunque tampoco se acordó que durante su gestión como Alcalde de Soledad de Graciano Sánchez, su policía era de las más corruptas y ese municipio se convirtió en uno de los más violentos del país.

Poco después del evento formal de protesta, Gallardo anunció a su gabinete con personajes señalados por corrupción como su Secretario de Finanzas, Jesús Salvador González, ex contralor del INTERAPAS acusado del mal manejo de recursos que casi lleva a la quiebra al organismo operador del agua potable, de igual forma el Secretario de Gobierno, Guadalupe Torres tiene cuentas penales pendientes por robo de terrenos y fraude en la compra de los mismos a varios ciudadanos de Soledad.

Emmanuel Ramos Hernández, ex tesorero gallardista de la capital fue acusado de graves delitos financieros y será el nuevo Secretario de Ecología, mientras Ernesto Barajas Abrego ex Secretario del Ayuntamiento de Soledad y ex dirigente municipal del PRD capitalino fungirá como Secretario de Educación, luego de que en los cargos antes señalados se le mencionó como cómplice en irregularidades diversas.

Y así, existen diversos nuevos funcionarios acusado por corrupción y los cuales ya le iremos presentando más a detalle, por lo pronto «sientamos» el orgullo de ser potosinos y esperemos la era de la prosperidad y la abundancia que promete el Gobernador, Ricardo Gallardo Cardona.

Aquí el video del “sientamos”, a partir del minuto 11 con 45 segundos:

https://www.facebook.com/ricardoga…/videos/904976930417337

Categorías
Locales

El rostro de la violencia.

Agustín de la Rosa Charcas.

La hipocresía del gobernador electo de nuestro Estado de San Luis Potosí, duró lo que el tiempo de los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la federación les llevó dar su veredicto sobre el proceso electoral impugnado. Ya sin nubarrones en su camino, desde el punto de vista electoral, pero con un cúmulo de expedientes por resolver en su contra, por actos múltiples de presunta corrupción que se encuentran en el terreno de la Fiscalía General de la República FGR, dejó de lado su simulada postura del demócrata que “aiga sido como aiga sido” se coló como gobernador de nuestro Estado, para dar paso a su esencia cultural de vida; la del violento autoritario, que sin rubor amenaza a sus adversarios que han osado a cuestionar su “triunfo” electoral.
Nada que no fuera previsible en quien su andar lo ha hecho siempre al lado del poder (esos a los que ahora amenaza), la corrupción y la impunidad.

El mimetismo de este energúmeno que en unas horas se le depositará el poder político en nuestro Estado como encargado del despacho de gobernador, de querer parecerse en todo al presidente de la república raya en lo ridículo. Su cultura que tiene acreditada la mafia de la gallardía por doce años es el de la corrupción, la impunidad y la violencia. Y eso lo van a seguir haciendo. Superará en mucho a la mafia de sus antiguos cómplices del prianismo. Su autoritaria formación le conduce a pensar que él será el dueño del Estado y que los ciudadanos serán sus súbditos que están obligados a rendirle pleitesía. No será ni de chiste de esa manera. Lo será con los de su entorno, la pléyade de aduladores corruptos e inescrupulosos de los que se está rodeando.

El exabrupto del gobernador electo para los que tienen deudas con el actual gobierno en el sentido de que le cobre a éste lo que les adeuda, porque él no va a reconocer ningún adeudo, le exhibe su grandilocuencia ignorancia. Los compromisos del Gobierno del Estado son de éste, no del inútil de Carreras. El estará obligado a responder por los adeudos que se tengan. Punto. Y si en esa negligencia del no pago existen corruptelas pues que se investiguen y se aplique la ley sin titubeos. Como esperamos le sea aplicada al gobernador electo por la FGR. Pero el fondo de esta actitud brabucona era provocarle a la mafia que se va del poder con el mayor desprestigio político posible, para que él entre aparentando una capacidad política de apaciguar los ánimos que el incitó en los sectores de la población que han desquiciado a nuestra ciudad en los últimos días.

Ya con la resolución del TEPJF, envalentonado, con aire de perdonavidas lanza un intimidante video para sus adversarios políticos, refiriéndose a “toda esa gente que anduvo tratando de engañar a los potosinos (…) con las decisiones de los magistrados (…) siempre engañando a toda la gente y eso es lo que no se les va a perdonar a todos esos detractores”. ¿Qué va hacer gobernador electo? ¿Los va a reprimir? ¿Acaso a levantar para doblegar a los que no piensan como usted? ¿Los va a investigar y fabricarles expedientes para echarles encima “su” aparato de justicia?

En San Luis Potosí, estamos preparados políticamente para enfrentar a perfiles autoritarios y corruptos como el que usted representa. es del dominio público su vasta ignorancia, le vendría bien que le pasaran una tarjeta informativa de lo que han enfrentado los ciudadanos potosinos ante cacicazgos de orca y cuchillo, sólo para referirme a la historia más contemporánea.

El odio hipócrita con “la gente poderosa” que fueron sus aliados y quienes le permitieron el brutal enriquecimiento que ostenta, es más una venganza que le corroe sus entrañas y le hace aflorar su talante autoritario al lanzar una amenaza en ese video de marras que puso en circulación en las redes sociales al sostener que “…esa gente poderosa, que se adueñó de San Luis y que nada más veía por su benefició, es la última llamada a todo ese tipo de gente”.

Todavía no empieza a ejercer el poder en plenitud, cuando ya le urge que todos vean su rostro de violento. Los potosinos, gobernador electo ya lo sabemos. Lo conocemos bien. Sabemos de lo que su imprudencia y su cultura son capaces de hacer con nuestro Estado.

¿Vivir sin miedo? Y eso que todavía no empieza.

Categorías
Locales

Gobierno gansteril

Los nombramientos son motivo de desaliento. A la Secretaría, un integrante de la Ecuación Corrupta, que extorsionaba ediles para blanquearles sus cuentas. A Finanzas, un responsable de diversos delitos, voraz y corrupto. A la Fiscalía, otro corrupto y cínico.

Juan José Rodríguez Medina, el Tigre, Pulso Diario de San Luis

Nos aguardan tiempos difíciles, sombríos. Hay ocasiones, y ésta es una de ellas, en que lo que más deseo es equivocarme en mis ejercicios de prospección. Ojalá así ocurriera y no dudaría un segundo en reconocerlo y disculparme. En este momento en que escribo, simplemente no encuentro nada que anime a un pronóstico optimista. Los elementos que empujan a la visión pesimista son abundantes, densos.

Para empezar, muchos de los pre nombramientos anunciados hasta ahora, con todo y las modificaciones registradas, no son otra cosa que motivo de desaliento. A la Secretaría General de Gobierno, un fundador e integrante conspicuo de la tristemente célebre Ecuación Corrupta, que desde el Congreso del Estado extorsionaba alcaldes para blanquearles sus cuentas públicas. A Finanzas, se perfila un individuo que además de formación escasa en la materia es mencionado en carpetas de investigación como presunto responsable de diversos delitos y en los distintos cargos por donde ha pasado ha dejado huellas inconfundibles de voracidad y corrupción. A la Fiscalía General del Estado, si las pistas ofrecidas no son falsas, irá un discípulo aventajado del Gran Recaudador, que entre sus compañeros del Poder Judicial es unánimemente señalado de corrupto, cínico y otras linduras por el estilo. Estas son tres de las cuatro o cinco posiciones más importantes del futuro gabinete.

Llegado el improbable momento de un reclamo social, Gallardo Cardona podrá decir fríamente: Se los avisé con tiempo, les mandé múltiples señales y callaron como momias.

Quienes conocen bien al general Guzmar Ángel González Castillo, lo describen como un militar muy profesional, serio, responsable y competente. Lo identifican también como un hombre honorable. El anuncio de que sería invitado a hacerse cargo de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado mereció buenos comentarios. Hasta hace un par de días, en el entorno cercano al general se hablaba de que si asume el cargo lo hará en cierta forma bajo protesta: le negaron la facultad de designar a los que probablemente resulten ser sus principales colaboradores, y le impusieron a José Luis Urban Ocampo en la Dirección General de Seguridad, y al ex director Jurídico del penal federal de Ocampo, Leobardo Aguilar Orihuela, como director del C5i2. Este último laboró en la prisión guanajuatense cuando permaneció internado ahí varios meses Ricardo Gallardo Cardona, y seguramente en pago de favores ya lo había traído a hacerse cargo de la Policía Vial del Ayuntamiento capitalino en 2016. A echarse un remiendo, dirían en el barrio.

EL ESTILITO QUE ASOMA

A escasos días de que se inicie la nueva administración y se formalicen los nombramientos, comienza a aparecer una constante: en los cargos importantes donde se ha recurrido a profesionistas calificados, como sería el caso de la SSPE, aparecen en posiciones de segundo nivel gallardistas de cepa que no pasan la prueba del polígrafo. Recién se ha notado en los Servicios de Salud, donde se anunció para la titularidad al doctor Daniel Acosta, de prestigio y consenso entre los profesionales de la medicina, la presencia autoritaria del doctor Juan Carlos Negrete Ayala, todavía o hasta hace muy poco jefe de Servicios Médicos en Soledad y accionista importante de la empresa Axioma Kusuri, expedientada por ser cómplice de un fraude millonario en Interapas.

Llama la atención lo que de entrada pareciera un desorden de prioridades gubernamentales. Hay urgencias en áreas sensibles para los intereses de la ciudadanía. Cito dos: el déficit presupuestal que aherroja al Hospital Central y las dificultades financieras que están a punto de convertirse en una seria crisis en la UASLP, que durante los últimos seis años no logró ningún incremento en los recursos estatales que recibe, al grado de estar convertida en la universidad más dependiente de los apoyos federales que hay en el país. Frente a necesidades con una orden de prelación tan clara, no deja de sorprender que Gallardo Cardona anuncie que destinará 150 millones de pesos al parque Tangamanga, que dicho sea de paso está bastante bien conservado y no enfrenta urgencias mayores.

¿Pérdida de la brújula? No creo. Más bien tiendo a pensar que se trata de la aplicación sublimada del apotegma hankista: «Entre más obra, más sobra». Ni modo de pedirle moche al Morones Prieto o a la Autónoma.

En esa misma sospechosa línea de razonamiento, cómo ignorar otras declaraciones de RGC en el sentido de que si solicita un crédito por miles de millones de pesos, no los destinará a cubrir salarios o prestaciones (alguien que le explique que además no puede, por ley) sino a invertir en obras, sobre todo de infraestructura.

Todo será cosa de poner la lupa sobre los nombres, fechas de creación, socios o apoderados y ubicación de las empresas constructoras que en su momento resulten beneficiadas con los contratos correspondientes.

Menos perceptible pero no inexistente es un cierto ánimo vengativo, que alentado por detentadores de poder se vuelve extremadamente peligroso. Todavía no se sienta en la silla y, por solo citar un caso, el próximo Secretario General de Gobierno ya amenazó con que le van a cancelar el fiat a siete notarios de esta capital, comenzando con el prestanombres de Cándido, en la No. 32, porque «se le olvidó» de quién es realmente la patente.

A ratos se siente también un fuerte tufo a resentimiento, que no me acaba de quedar claro si es social o político, o una combinación de ambos.

El servilismo colectivo nunca ha ofrecido buenos frutos. Hago énfasis en la palabra colectivo, porque no son extraños los casos de agachonería individual que reditúan mejoras laborales o económicas. Cuando son grupos, que además se dicen representativos de sectores sociales importantes, esa denigrante y desagradable vocación servil al final del día solo sirve para alentar los abusos; es una forma de complicidad espontánea, muchas de las veces ni siquiera solicitada y menos agradecida. ¿Pagada? Con migajas, ya lo verán.

Hace ya meses que la indignidad de muchos de nuestros coterráneos ha dejado de ser un defecto del alma para convertirse en una irresponsable y peligrosa forma de propiciar que se multipliquen los excesos de autoridad, los abusos con las finanzas públicas como sea que se inviertan. Que nadie se sorprenda si los beneficiarios de ese feo comportamiento colectivo se sienten implícitamente autorizados a despacharse con la cuchara más grande que encuentren.

Tema para otro día, hay que diseccionar el hecho de que al mismo tiempo que nuestra vida pública se manchaba de servilismo, nuestra política se infectó de cobardía. Hay episodios que más que vergüenza producen una mezcla indescriptible de tristeza y asco.

Formalizado anoche el fallo de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que decreta la validez de la elección de gobernador, y asumido que en las más altas instancias de la autoridad federal lo que prevalece es un pragmatismo descarnado, preparémonos para un nuevo momento estelar de nuestra vieja tradición de innovar en política, en legislación, en actos de gobierno y en creación de instituciones públicas. Preparémonos pues, decía, para ser conducidos a la grandeza por un gobernador con un robusto expediente delictivo y carcelario, con una deformada visión de prioridades y un muy escaso bagaje de ilustración.

Demos luego gracias a Juan Manuel y aplaudámoslo a rabiar.

Escribo después de haber seguido la transmisión de la sesión pública del TEPJF, doce horas después de lo que acostumbre hacerlo todos los miércoles, de manera que mis amigos editores ya deben estarse acordando de toda mi ascendencia familiar por estarles retrasando el cierre de una sección que de suyo se cierra temprano.

Antes de despedirme y a reserva de hacerlo pronto personalmente, envío desde aquí un abrazo solidario a mi estimado Pingo.

Categorías
Locales

Oficial: en unos días inicia el terror

Tribunal Electoral ratifica validez de la elección y triunfo de Ricardo Gallardo

Trascendió que el Gobernador electo orquestó los bloqueos de taxistas y personal del Ministerio Público

Mientras la ciudad se convirtió en un caos por los bloqueos que mantuvieron primero, taxistas que exigían concesiones y luego personal del Ministerio Público, quienes reclamaban incrementos salariales y pagos de seguros médicos y de vida; el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) confirmó la validez de la elección en nuestro estado y con el ello el triunfo de Ricardo Gallardo Cardona, a pesar de innumerables irregularidades que, los partidos antagónicos, principalmente el PAN no fueron capaces de comprobar.

Hace apenas unos minutos llegaron a su consecución dos hechos relevantes en San Luis; el primero y tal vez el que más se difunde en estos momentos, es la validez de la elección de junio pasado donde Ricardo Gallardo Cardona arrolló a la dictadura del PRI-PAN que gobernó por décadas la entidad, claro con la ayuda de una serie de artimañas ilegales desde la compra de votos, el embarazó de urnas y hasta las amenazas para sufragar. Luego, en segundo término, los bloqueos que desquiciaron la vialidad y que ya entrada la noche se levantaron.

Los hechos ampliamente difundidos principalmente en las redes sociales sobre la pasada elección no tuvieron eco en los tribunales electorales, sencillamente porque los rivales del llamado “Pollo” no fueron capaces de comprobarlos. Es decir, no acreditaron de forma fehaciente las irregularidades que le permitieron al abanderado del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) alzarse con la victoria por más de 50 mil votos.

Las mañas de la gallardía son harto conocidas y las volvieron a utilizar para llegar al Gobierno del Estado y apropiarse prácticamente del Congreso Local y de muchas Presidencias Municipales, además de obtener 6 diputaciones de las 7 federales en disputa. Soledad de Graciano Sánchez fue una de las claves para ello y fue donde más se vivieron los atropellos. Historias hay muchas y quienes conocen la trayectoria de los llamados “Pollos” las cuentas a detalle. En fin, que por la pendejez de los partidos “fuertes” -el PRI y el PAN- ni siquiera se comprobó el evidente rebase en el tope de campaña de Gallardo Cardona, quien con cientos de millones de pesos y una mejor “estrategia” electoral derrotó fácilmente a esos otrora poderosos.

Sin desestimar la voluntad de aquellos ciudadanos que de buena fe creen en el proyecto gallardista, la realidad es que le esperan al estado potosino tiempos de una nueva dictadura, sólo que esta vez de color verde. Habrá mucho pan y circo para las clases más desprotegidas al tiempo que Ricardo Gallardo se hará inmensamente rico -más- con el presupuesto que casi llega a los 50 mil millones de pesos anuales.

Y mientras se hizo oficial el triunfo pollil, la capital potosina vivió un caos por los bloqueos vehiculares que realizaron taxistas y personal del Ministerio Público, por las razones arriba mencionadas, aunque la realidad es que, todo fue orquestado por órdenes del Gobernador electo, quien es un experto en la creación del conflicto y en su posterior resolución para lograr quedar como el redentor. Se asumirá en breve como el salvador del estado y por arte de magia acabará con las protestas. Así lo ha hecho junto con su padre, Ricardo Gallardo Juárez y lo volverá a hacer.

Fuentes del Ministerio Público confirman que todo se orquestó a la rápida, pues las peticiones que tienen no son nuevas y si antes no se quisieron radicalizar las acciones, resultó extraño que ahora a unos días del término del Gobierno, si se haya hecho. Sin justificar a Juan Manuel Carreras, cuyo sexenio quedará para la basura, “alguien” movió los hilos para despedir al aun mandatario.

Así, rápidamente se aprovechó el desorden carrerista para crear una ingobernabilidad a escasos días del fin de la administración estatal, además de que Gallardo ya había advertido públicamente que todo aquello que le correspondiera a Juan Manuel, deberían de ir a reclamárselo a él. Incluso amenazó con no pagar los aguinaldos a los burócratas, todo lo cual se encuentra grabado en entrevistas que apenas hace unos días dio el “Pollo” a varios medos de comunicación.

Los reclamos hacía Carreras no se hicieron esperar. Y así tiene que ser, pero ahora le corresponderá a Gallardo resolver los problemas que hay en la burocracia, que en efecto está muy apapachada con los recursos públicos. Que lo resuelva el “Pollo”. Que liquide a quienes haya que liquidar y que finque las responsabilidades correspondientes a aquellos funcionaros que abusaron de sus cargos públicos y así sea el propio Juan Manuel Carreras, quien haya actuado mal, que se le castigue conforme a derecho.

Categorías
Locales

Los Gallardo son unos asesinos: Leonel Serrato

De crítico acérrimo de la gallardía a nuevo Secretario de Comunicaciones y Transportes
Bien dicen que la política es el arte de comer mierda y no hacer gestos, lo cual ha aplicado a la perfección el Notario Público con licencia, Leonel Serrato Sánchez, quien pasó de ser unos de los más fuertes críticos de los Gallardo, a su férreo defensor y colaborador político, por lo que luego de perder la elección por la Presidencia Municipal capitalina, estará en el gabinete del Gobernador electo al frente de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).
Hace apenas tres años cuando Leonel Serrato también buscó ser Presidente Municipal, pero por MORENA, en su inicio de campaña lanzó un virulento discurso contra los Ricardos, Gallardo Juárez y Gallardo Cardona, pues enfrentaba al primero que pretendía ser reelecto como Alcalde mientras el otro hacía lo propio por ser Diputado Federal.
“…No es otra cosa que necesidad explotada de la manera más vil o peor, es miedo, es terror porque matan, extorsionan, levantan, atosigan y cercan las libertades…”, aseguraba Leonel Serrato de los Gallardo en aquel 2018 cuando los calificaba como los jefes de un cartel pidiéndole a la ciudadanía su apoyo para sacarlos de una vez por todas de la entidad: “los Gallardo ya se van, que no les tengan miedo”.
En aquella ocasión, Ricardo Gallardo Juárez perdió la reelección frente a Xavier Nava Palacios y en un tercer lugar quedó Leonel Serrato Sánchez, quien en la pasada contienda buscó ser candidato al Gobierno por MORENA y al no lograrlo buscó cobijo con quienes antes llamaba asesinos.
Presuroso, Ricardo Gallardo Cardona arropó a Serrato, a quien incluso abrazó cariñosamente en el evento de campaña donde dio a conocer su adhesión al proyecto gallardista y del Partido Verde, donde más tarde sería lanzado como candidato a la Presidencia Municipal, obteniendo el segundo lugar con unos 100 mil votos aproximadamente, por debajo de los 150 mil que le dieron el triunfo al aspirante del PRI-PAN, Enrique Galindo Ceballos.
Sin la menor dignidad, Serrato abandonó sus ideales y su lucha contra la corrupción. Terminó así su enfrentamiento contra los asesinos Gallardo y se postró a sus pies como muchos más que previeron el triunfo del llamado “Pollo” en la contienda por la gubernatura, por lo que así, Leonel recibe su premio: la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de la cual se encargará en unos días más que tome posesión la nueva administración estatal.
Una muestra clara de la peor degradación política, la ambición por el poder público y la falta de escrúpulos que hoy, tiene a Leonel Serrato en el nuevo Gobierno de quienes antes llamaba asesinos.
Juzgue usted, amable lector.
Categorías
Locales

Intolerante y cobarde

Ricardo Gallardo descalifica al caricaturista Alfredo Narváez “Pingo”, a quien llama “chayotero”
Se la pasan haciendo y diciendo tonterías porque quieren seguir mamando del presupuesto, aseguró el Gobernador electo
Con una clara intolerancia a la crítica, Ricardo Gallardo Cardona descalifica a aquellos medios de comunicación que no le rinden pleitesía y los acusa de sólo hacer y decir tonterías. El Gobernador electo difundió un video refiriéndose como “chayotero” al caricaturista del periódico Pulso, Alfredo Narváez “Pingo”, quien le ha dedicado varios cartones, los cuales han incomodado al político. En contraparte, elogia al portal La Roja, medio digital de su propiedad y que, ha recibido cientos de miles de pesos de los gobiernos gallardistas.
Como se ha vuelto una costumbre del Gobernador electo, a través de sus redes sociales difundió un video donde señala que hay gente que se resiste al cambio; “todos aquellos que escriben panfletos. Que sacan 20 mil cartones. Tonterías que se la pasan haciendo y diciendo todos esos chayoteros. Son los mismos que son los que ocupan y quieren seguir mamando del presupuesto del gobierno, de tu dinero y eso ya no se va a poder, ya no se va a permitir. Por eso están desesperados”.
El mensaje tiene un claro destinatario: Alfredo Narváez “Pingo” caricaturista del diario Pulso, quien de forma constante ha criticado a Gallardo a través de su espacio en dicho medio de comunicación, lo que ha molestado a Ricardo Gallardo que, intolerante a la crítica no soporta que se le cuestione o se señalen sus yerros.
De forma cobarde, el “Pollo” llama “chayoteros” a los periodistas y medios de comunicación que no le aplauden o lo llenan de porras, lo que ha hecho a lo largo de su trayectoria en el servicio público, descalificando a quien se atreve a contradecirlo o a disentir con él, utilizando incluso palabras altisonantes alegando que él siempre tiene la razón, proyectándose como un tipo soberbio y harto egocéntrico.
Los Gallardo se han destacado por su política de terror, hostigando a quienes se les pongan enfrente, ya sean medios de comunicación, figuras de otros partidos o funcionarios públicos. Apenas hace unas semanas Ricardo Gallardo Juárez lanzó una seria amenaza al Gobernador Juan Manuel Carreras: “Que no se atreva a hacer una pendejada el cabrón. Se lo lleva la chingada”, gritó en plena Plaza de los Fundadores el ex Alcalde se dan Luis, acusado de desviar por lo menos mil 500 millones de pesos durante su gestión.
Ya hace años, en Soledad de Graciano Sánchez cuando Gallardo Cardona era Presidente Municipal, ordenó a la policía detener a Raúl Paulín Rojas, ex regidor y ex diputado local, a quien apresaron por participar en una manifestación contra el Gobierno gallardistas, luego lo mantuvieron incomunicado y lo torturaron por varias horas.
Nada nuevo entonces las amenazas y descalificaciones cobardes de los Gallardo, pero queda la duda de lo que hará el “Pollo” ya en el Gobierno y con todo el poder del estado en sus manos.
Que Dios no agarre confesados.
Categorías
Locales

El divo Gallardo vs la Srita. Nina

El primer encontronazo entre el Gobernador electo y la dirigente del sindicato mayoritario de burócratas. Lucha de pronóstico reservado
La ignorancia genera confianza con más frecuencia que el conocimiento: los que saben poco, y no los que saben mucho, son quienes afirman con tanta rotundidad que la ciencia nunca resolverá tal o cual problema. Charles Robert Darwin
En la vaguedad del discurso político, se inserta una modalidad más simple, la del parafraseo elemental, insustancial, párvulo. Las redes sociales proporcionan la inmediatez del mensaje, tanto que deja de ser relevante el contenido, porque lo que prevalece es la percepción de cercanía. La relación se da a través de un elemento que forma parte ahora de la anatomía del ser humano, el móvil. Los políticos, youtuber o artistas se vuelven cotidianos, incluso hasta necesarios por la recurrencia y persistencia de su habitualidad.
Hoy en día, los políticos exitosos necesitan forzosamente contar con un buen manejo de redes sociales, hay una para cada estrato social y obtener los resultados esperados dista mucho uno de otra, desde la maliciosa perfección de Instagram, hasta la perniciosa simpleza de lo que la gente publica en Facebook, como que ahí se sienten en confianza de ser como quieren, rupestres, primitivos, rudimentarios. A diferencia del Twitter, ahí se agrupan los aspiracionistas tan de moda ahora, parásitos del sistema económico que provee de migajas a sus rémoras.
Un político popular lo debe ser también en Facebook, sobre todo en países como México donde la educación básica mantiene estándares apenas por encima del nivel de comprensión de un chimpancé muy aguzado. El gobernador electo Ricardo Gallardo Cardona se esmera desde hace tiempo en llenar con balbuceos segmentos de video de tres minutos de duración en Facebook, cuenta con más de trescientos mil seguidores. Poco antes de iniciar las hostilidades de la pasada contienda se estrenó como influencer y fue quizás su estrategia más exitosa para salir avante del reciente proceso electoral.
En una transmisión de streaming nadie va ser juzgado por su falta de dicción o su escaso bagaje cultural, ni siquiera por su pobre vocabulario, la gente observa lo que trae puesto el sujeto y las banalidades típicas de la vida de los famosos, el corte de pelo, el vehículo en el que viaja, su forma de vestir, si está a la moda y si su atuendo armoniza con su color de piel, él fenotipo racial o su complexión física.
En días pasados inició una nueva serie de producción titulada ¡Este soy yo! Los objetos de los segmentos de video no están muy claros, posiblemente pretenden mantener el ánimo social favorable para el gobernador electo, o quizás sea el arranque de su candidatura presidencial. -a mí no me vean, no estoy inventando nada y tampoco digo que sea posible, solo sé que se les ha metido eso en la cabeza. Lo cierto es que en esos videos el gobernador Gallardo Cardona habla de sí mismo en plural, siempre. Un curioso trastorno psicosocial lo lleva a responsabilizar a muchos de lo que una sola persona desea, ordena y disfruta. Él mismo es todo y nada.
En su más reciente trabajo, el gobernador nos muestra su amplia colección de equinos, tan rubios y finos que hacen desentonar al presentador que los acaricia con enjundia, ellos -los potrillos- retozan y se apapachan ante la caricia de su propietario, él truena los dedos y pide agua, alimento y más acicale. Más adelante, habla de las maravillas de la inseminación artificial y de algo que llaman “transferencia de embriones”.
Un amable médico veterinario zootecnista explica todo a detalle mientras introduce medio brazo en el trasero de una yegua. Y próximamente también tendrán -nos enteramos- la inyección intracitoplasmática que es una técnica de reproducción asistida similar a la in vitro. Por alguna razón desconocida, Gallardo insiste en reiteradas ocasiones en precisar que sus yeguas no son montadas jamás por un macho, el ciclo de la vida se hace en el laboratorio.
También hay caballitos más enanos que los ponys comunes, todos ellos con su respectiva caballeriza muy amplia y con todas las comodidades necesarias. Por último, presume un ejemplar color miel de nombre “cartier”, resulta ser -según el interlocutor- hijo de un caballo famoso, su semen congelado dio origen a un bello animal orgullo de su amo y señor.
Por último, José Ricardo comparte una breve reflexión de la maravilla que es la vida campirana, comparte con algarabía que ese ambiente le encanta, divierte y como se relaja hasta con una cabra de nombre Matilde, encargada de amamantar a los potrillos que se quedan con hambre. Es curiosa la reflexión fenomenológica que por asociación de ideas nos obsequia una de las escasas analogías del ciudadano gobernador electo: “Matilde es como si fuera el gobierno, y los potrillos es (sic) todos los que están mamando de Matilde… eh, muchos me van entender”. –Que alguien me explique.
Esta semana Gallardo hizo una aparición intempestiva y pudo constatar las deficiencias históricas con que trabajan los estoicos médicos y enfermeras del hospital central doctor Ignacio Morones Prieto, pudo observar el elefante blanco construido y habilitado (de nombre) como hospital COVID. El gobernador Gallardo se rasga las vestiduras y se cansa de llenar de adjetivos a los ex gobernadores, sobre todo con clara alusión a Fernando Toranzo Fernández pues, aunque Juan Manuel Carreras también es doctor, solo lo es en derecho. Días después se aclara que el hospital central ya está bajo administración del INSABI desde abril. Allá el gobernador si se quiere pelear con la “cuatroté”.
José Ricardo el “pollo” Gallardo Cardona se apresta para su primer enfrentamiento con las mafias del poder, quizás eligió mal su oponente, pero si logra derrotar al monstruo de mil cabezas se pondrá en la cresta de la ola. La burocracia potosina siempre ha sido un lastre, las sanguijuelas más obesas, obtusas y espeluznantes de la región. Gallardo piensa que podrá hacer el pleito ratero y reducir la carga presupuestal de todos los beneficios que son el jubileo de cada afortunado miembro del gobierno estatal.
Nadie va salir a defender a la burocracia potosina, pero ellos por sí solos darán la batalla, tienen mucho que perder. Por lo pronto Bernardina Lara, “la señorita nina” se apresta para cabalgar en su última batalla, cual Cid Campeador montado en babieca, se ha puesto los arreos y marcha firme a su destino.
Aunque también convocó a una reunión extra urgente para elegir mesa directiva del sindicato mayoritario, si la líder se reelige es un mensaje claro para el gobernador, “aún tengo el respaldo de mi gente”. Si “la señorita Nina” cede el liderazgo del sindicato a otra persona, será entonces que los rumores eran ciertos, a la abeja reina le llegó un calambre y todo estará perdido.
@gandhiantipatro
Categorías
Locales

Capo Gallardista

De cadenero del bar Mandara a Presidente de la JUCOPO del Poder Legislativo, José Luis Fernández es un tipo ambicioso y sin escrúpulos que tiene la consigna de someter al Congreso a los designios del Gobernador electo, Ricardo el “Pollo” Gallardo

Comienza la era gallardista y en ello jugará un papel importante el hoy todo poderoso en el Congreso del Estado, José Luis Fernández Martínez, el “Chiquis”, quien pasó de cadenero del bar Mandara a Presidente de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) del Poder Legislativo. Será quien reparta el queso pues y el encargado de lograr que la mayoría de los curuleros apruebe los designios del Gobernador electo, Ricardo Gallardo Cardona, de quien es uno de sus capos.

Este día se instaló el nuevo Congreso del Estado y con ello, llega la nueva ola verde a la entidad potosina, personajes políticos que accedieron a un cargo público de la mano del llamado “Pollo” Gallardo, Gobernador electo que, en unos días más también tomará posesión luego de décadas de administraciones prianistas.

Así, uno de los capos de la gallardía, el “Chiquis”, jugará un papel clave en la nueva grilla local que se pintó de verde en junio pasado y que promete una serie de reformas en el sistema político potosino, “habrá austeridad en todos los poderes del estado”, ha dicho el citado José Luis, como parte de los compromisos del grupo que ha arribado al poder.

Fernández Martínez, es una figura muy cercana a Ricardo Gallardo, fue funcionario en la Presidencia Municipal de Soledad de Graciano Sánchez, luego regidor y más tarde Alcalde interino cuando el “Pollo” gobernó esa demarcación, además de ocupar la Dirigencia Estatal del PRD, donde hubo un desfalco millonario durante su gestión. Hace tres años intentó ser diputado local, pero perdió para tomar revancha y ahora sí, llegar al Congreso del Estado.

Al igual que el jefe político de la gallardía, el “Chiquis” es un tipo ambicioso y sin escrúpulos que, ha acumulado fortuna en su paso por el servicio público convirtiéndose en uno de los operadores más importantes del Gobernador electo y que ahora tiene la encomienda de controlar el Congreso del Estado, tarea que se vislumbra sencilla dado el bajo perfil de los diputados que recién inician sus funciones.

Una muestra de la facilidad que hay para que Gallardo controle el Congreso se vio en la instalación del mismo, ya que con una mayoría de siete legisladores y de 14 contando a sus aliados, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), no batalló para poner al “Chiquis” como el mandamás del legislativo, donde presidirá la JUCOPO, órgano en el cual se toman las decisiones del manejo administrativo y económico del poder que se avizora desde ya, será sumiso a Gallardo Cardona.

Historia de las tropelías y actos de corrupción de José Luis Fernández, hay muchas, desde los negocios que realizó en el Ayuntamiento de Soledad hasta su paso por el PRD, donde actualmente existen denuncias por el mal manejo millonario que hicieron los gallardistas en ese instituto político, tanto en la gestión del “Chiquis” como en la de Ignacio Segura Morquecho, otro gallardista y futuro titular de la Secretaría de Desarrollo Social y Regional (SEDESORE) en el Gobierno del Estado.

Todo lo que anterior hace pensar que Fernández Martínez hará lo mismo desde el Congreso: acrecentar su fortuna aprovechando el poder político, pero ya en otras entregas estaremos abundando más en la trayectoria del “Chiquis”, uno de los capos fuerte de la gallardía y quien seguirá dando mucho de qué hablar.

Categorías
Uncategorized

¡Pendejazo!

Federico Garza Herrera afirma que la Fiscalía es autónoma, pero «no independiente» y acepta imposiciones de Ricardo Gallardo.
Llega Vicefiscal Jurídico cuestionado: José Luis Ruiz Contreras, ex juez acusado de liberar a secuestradores; se va el «Lobo» Castillo Celestino.
Con una parsimonia total y una evidente sumisión al Gobernador electo, el aún Fiscal General del Estado justificó la inclusión de nuevos mandos «sugeridos» por Ricardo Gallardo Cardona y aseguró que la dependencia a su cargo es «autónoma, pero no independiente».
Así lo señaló Federico Garza Herrera luego de tomarles protesta a José Luis Ruiz Contreras como nuevo director de la Vicefiscalía Jurídica y a Miguel Amado Jiménez González como titular de la Dirección General de Métodos de Investigación, antes la Policía Ministerial, cambios “sugeridos” por el llamado «Pollo».
Esto debido a que, el «Lobo» Guadalupe Castillo, deja la Policía de Investigación, al igual que Marisela Meza Enríquez, quién se retira de la Vicefiscalía señalada, ambos por «motivos personales» y luego de que hace unos días se registró un presunto atentado a balazos contra Celestino.
“La Fiscalía General del Estado es un ente autónomo, pero no es un ente independiente y lo que nosotros queremos es llevar buenas relaciones directamente con las autoridades que entrarán en breve tiempo”, puntualizó Garza, quién se ha destacado por ser un funcionario gris que corre a los problemas, tal y como lo hizo cuando la ex Oficial del Registro Civil, Teresa Carrizales busco encararlo y el funcionario salió huyendo.
El nuevo Vicefiscal Jurídico, José Luis Ruiz Contreras, se desempeñaba como juez donde fue señalado por diversas irregularidades, como la liberación de un grupo de presuntos secuestradores a cambio de favores, además de que en julio pasado un grupo de afectados por su actuar se manifestaron en su contra pidiendo su destitución.
También en el año 2019, integrantes de la Asociación de Víctimas del Delito Fe y Esperanza “Christian” protestaron en la Ciudad Judicial, en el Supremo Tribunal de Justicia para exigir su destitución por considerar que actuó injustamente en un caso de robo y homicidio calificado.
Sobre ello, el Fiscal Garza dijo que, hay que “darle una oportunidad de trabajar… y que el tiempo sea lo que le reconozca su trabajo o que el pueblo potosino se lo exija”.
Es un hecho que, en breve Garza Herrera, dejará el cargo, cuyo periodo legalmente concluye en octubre del 2024, pero pretende dejar así el paso libre a un nuevo Fiscal gallardista, quién sería José Luis Ruiz Contreras, pues de acuerdo con la ley, es el vicefiscal jurídico en turno, quién asumiría la titularidad en caso de una renuncia y mientras el Congreso del Estado elige al nuevo titular.
Categorías
Cartón

GALLARDO, CASI UN SANTO

GALLARDO, CASI UN SANTO

SE ASUME COMO TODO UN PALADIN DE LA JUSTICIA, CUANDO EXISTEN PRUEBAS DE MILLONARIOS ROBOS AL ERARIO PÚBLICO DE SAN LUIS Y SOLEDAD

EL DIPUTADO FEDERAL SE REGISTRÓ COMO CANDIDATO DEL PARTIDO VERDE A LA GUBERNATURA DEL ESTADO

Asumiéndose casi como un santo, Ricardo Gallardo Cardona acudió a registrarse como pre candidato del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) a la gubernatura, asegurando que él y su equipo de trabajo son los únicos que se han preocupado por los ciudadanos en esta pandemia. Reconoció que la gente está cansada de los políticos y de los partidos. Calificó de “cabrones” a quienes han gobernado San Luis los últimos 90 años y dijo que ha habido muchas “chingaderas”.

Acompañado por “destacados” funcionarios públicos, como el Alcalde de Matehuala, Alejandro Segovia, la Senadora Leonor Noyola, el Presidente Municipal de Soledad, Gilberto Hernández Villafuerte y el Diputado Cándido Ochoa, Gallardo Cardona formalizó su registro ante dicho partido y anunció que inicia una gran campaña que será “muy divertida”.

El actual diputado federal, dijo que no dejará su cargo hasta el tiempo que marque la ley, es decir que hará campaña mientras cobra como legislador y aseguró que son los punteros en todas las encuestas que existen de cara a las elecciones del año entrante, y por lo cual los atacan y lo seguirán haciendo a través de campañas negras, como la que realiza el edil capitalino Xavier Nava Palacios, a quien acusó de ser el responsable de interponer dos denuncias ante la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda.

Explicó que el gran eje de su campaña hacia la gubernatura será la seguridad pública, pero se contradijo al asegurar primero que, lo principal era la prevención del delito y más adelante afirmó que la procuración de justicia era lo más importante y minimizó su trabajo como legislador al decir que de nada sirve hacer leyes con penas más severas para los asesinos, si no se detiene a los responsables.

Abusando de palabras altisonantes calificó a quienes gobernaron San Luis los últimos 90 años, como “unos cabrones” y envalentonado ante sus aplaudidores del Partido Verde, que en todo momento le celebraron sus palabras, dijo que los ciudadanos están cansados de tantas “chingaderas” de los políticos y sus partidos, por lo que en el 2021 votarán por las personas y él y su partido, saldrán triunfadores en San Luis Potosí.

Gallardo Cardona parece olvidar que estuvo preso en un penal de alta seguridad acusado de delitos graves como lavado de dinero, desvío de recursos y operaciones ilícitas con dinero de dudosa procedencia, hechos que, si bien no le fueron comprobados en su totalidad, tampoco se declaró su inocencia, obteniendo su libertad luego de casi un año de encierro debido a que un juez considero que las acusaciones estuvieron mal tipificadas, pero se subrayó que la presunción de actos criminales persistía.

Tanto el diputado federal como su padre Ricardo Gallardo Juárez, se volvieron ricos al amparo del poder público, pues pasaron de ser unos modestos empresarios dedicados a la venta de carne de pollo, a poderosos dueños de múltiples propiedades, fraccionamientos, plazas comerciales, agencias de autos y un sinfín de negocios más que se especula lograron desviando recursos millonarios de las Alcaldía de San Luis Potosí y Soledad de Graciano Sánchez.

Por lo anterior, existen pruebas que extrañamente no han prosperado en la Fiscalía General del Estado y de la República, donde se detalla como descontaban impuestos millonarios a los trabajadores y no los reportaban a Hacienda, pagos por obras y servicios que no se realizaron, depósitos del Ayuntamiento de Soledad por unos 300 millones a empresas propiedad de Gallardo Cardona y un largo etcétera que evidencia como los apodados “pollos”, se convirtieron en expertos ladrones del erario público.

Juzgue Usted amable lector.

Los Gallardo, unos santos o unos vulgares delincuentes.