Categorías
Locales

Oficial: en unos días inicia el terror

Tribunal Electoral ratifica validez de la elección y triunfo de Ricardo Gallardo

Trascendió que el Gobernador electo orquestó los bloqueos de taxistas y personal del Ministerio Público

Mientras la ciudad se convirtió en un caos por los bloqueos que mantuvieron primero, taxistas que exigían concesiones y luego personal del Ministerio Público, quienes reclamaban incrementos salariales y pagos de seguros médicos y de vida; el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) confirmó la validez de la elección en nuestro estado y con el ello el triunfo de Ricardo Gallardo Cardona, a pesar de innumerables irregularidades que, los partidos antagónicos, principalmente el PAN no fueron capaces de comprobar.

Hace apenas unos minutos llegaron a su consecución dos hechos relevantes en San Luis; el primero y tal vez el que más se difunde en estos momentos, es la validez de la elección de junio pasado donde Ricardo Gallardo Cardona arrolló a la dictadura del PRI-PAN que gobernó por décadas la entidad, claro con la ayuda de una serie de artimañas ilegales desde la compra de votos, el embarazó de urnas y hasta las amenazas para sufragar. Luego, en segundo término, los bloqueos que desquiciaron la vialidad y que ya entrada la noche se levantaron.

Los hechos ampliamente difundidos principalmente en las redes sociales sobre la pasada elección no tuvieron eco en los tribunales electorales, sencillamente porque los rivales del llamado “Pollo” no fueron capaces de comprobarlos. Es decir, no acreditaron de forma fehaciente las irregularidades que le permitieron al abanderado del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) alzarse con la victoria por más de 50 mil votos.

Las mañas de la gallardía son harto conocidas y las volvieron a utilizar para llegar al Gobierno del Estado y apropiarse prácticamente del Congreso Local y de muchas Presidencias Municipales, además de obtener 6 diputaciones de las 7 federales en disputa. Soledad de Graciano Sánchez fue una de las claves para ello y fue donde más se vivieron los atropellos. Historias hay muchas y quienes conocen la trayectoria de los llamados “Pollos” las cuentas a detalle. En fin, que por la pendejez de los partidos “fuertes” -el PRI y el PAN- ni siquiera se comprobó el evidente rebase en el tope de campaña de Gallardo Cardona, quien con cientos de millones de pesos y una mejor “estrategia” electoral derrotó fácilmente a esos otrora poderosos.

Sin desestimar la voluntad de aquellos ciudadanos que de buena fe creen en el proyecto gallardista, la realidad es que le esperan al estado potosino tiempos de una nueva dictadura, sólo que esta vez de color verde. Habrá mucho pan y circo para las clases más desprotegidas al tiempo que Ricardo Gallardo se hará inmensamente rico -más- con el presupuesto que casi llega a los 50 mil millones de pesos anuales.

Y mientras se hizo oficial el triunfo pollil, la capital potosina vivió un caos por los bloqueos vehiculares que realizaron taxistas y personal del Ministerio Público, por las razones arriba mencionadas, aunque la realidad es que, todo fue orquestado por órdenes del Gobernador electo, quien es un experto en la creación del conflicto y en su posterior resolución para lograr quedar como el redentor. Se asumirá en breve como el salvador del estado y por arte de magia acabará con las protestas. Así lo ha hecho junto con su padre, Ricardo Gallardo Juárez y lo volverá a hacer.

Fuentes del Ministerio Público confirman que todo se orquestó a la rápida, pues las peticiones que tienen no son nuevas y si antes no se quisieron radicalizar las acciones, resultó extraño que ahora a unos días del término del Gobierno, si se haya hecho. Sin justificar a Juan Manuel Carreras, cuyo sexenio quedará para la basura, “alguien” movió los hilos para despedir al aun mandatario.

Así, rápidamente se aprovechó el desorden carrerista para crear una ingobernabilidad a escasos días del fin de la administración estatal, además de que Gallardo ya había advertido públicamente que todo aquello que le correspondiera a Juan Manuel, deberían de ir a reclamárselo a él. Incluso amenazó con no pagar los aguinaldos a los burócratas, todo lo cual se encuentra grabado en entrevistas que apenas hace unos días dio el “Pollo” a varios medos de comunicación.

Los reclamos hacía Carreras no se hicieron esperar. Y así tiene que ser, pero ahora le corresponderá a Gallardo resolver los problemas que hay en la burocracia, que en efecto está muy apapachada con los recursos públicos. Que lo resuelva el “Pollo”. Que liquide a quienes haya que liquidar y que finque las responsabilidades correspondientes a aquellos funcionaros que abusaron de sus cargos públicos y así sea el propio Juan Manuel Carreras, quien haya actuado mal, que se le castigue conforme a derecho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *